Archivo de la categoría: Poemas

ALGUIEN

quiero alguien con la mirada vacía
que huela a col con crema agria
que tenga poco o nada que decir
que nunca se calle
alguien fácil de olvidar

quiero alguien que se haya despedido mucho o muy poco
que sepa palabras en francés
que las diga sin saber qué significan
que se peine igual todos los días
alguien que me olvide fácil

quiero alguien que piense al revés
que no tenga una historia que contar
que no llore por las noches
que no sepa sufrir
alguien a quien no tenga que extrañar

quiero alguien que no sepa sonreír
que sus besos me sepan a ceniza
que tenga el pelo áspero
que sus ojos estén apagados
alguien imposible de amar

quiero alguien que no sepa volar
que se acueste siempre boca arriba
que duerma sin soñar
que no sepa cantar
alguien que se vaya a ir rápido

quiero alguien que nunca se pierda
que siempre llegue a tiempo
que planee cada paso y movimiento
que no le guste bailar
alguien a quien no tenga que esperar

quiero alguien sin imaginación
que nunca vea a la luna
que no cuente las estrellas
que se despierte fácilmente
alguien a quien no tenga que besar

Anuncios

SI FUERA UN ASTRONAUTA

Si fuera un astronauta me acostaría boca abajo y con los brazos abiertos en la superficie de la luna para poder abrazarte.
Orbitaría la tierra en un satélite para que sintieras lo mismo que yo cuando te veo pasar por mi ventana y aprendieras a amarme como yo a ti.
Te llevaría en un abrazo al espacio exterior para que me ayudaras a contar las estrellas y así poder repetir ese número cada vez que te viera a los ojos.
Te escribiría una carta antes de despegar, una nota suicida, confesando mi amor por ti y las ganas que tengo que este cohete no estalle y poder regresar a ti.
Si fuera un astronauta me recibirías con un abrazo a cada retorno.
Si fuera un astronauta tú serías mi amor y la fuerza de gravedad que siempre me traería de vuelta a casa.
Si tan sólo fuera un astronauta.

Etiquetado , , , , , , , ,

MIRADA DE PÁJARO

Su prominente nariz la hace tener mirada de pájaro.
También son sus ojos grandes como platos de luna a media noche, fijos en un punto lejano del recuerdo fingiendo que te ponen atención, lo que te distrae de su esbelta y redondeada figura humana.
Su movimiento es ligero y si le preguntas si sabe volar te responde con una sospechosa sonrisa a medias.
A veces te invita a pensar que en efecto sus ojos son más grandes que su cerebro pero en realidad lo único que quiere hacer es divertirse.
Revolotea por los aires montada en un par de tacones, juega a que es una jirafa pero su disfraz es más el de una avestruz.
Con su boca pintada te pide que le des un beso, pero ese rojo carmín se sale tanto de su anatomía que se lo das sólo esperando verla sin él y con las plumas desarregladas al otro día por la mañana.
Es una mujer con mirada de pájaro que se esfuerza mucho por parecer otra cosa.

Etiquetado

UN MAPA DE ESTRELLAS

El tiempo no ha marcado tu rostro, sigues igual de bonita.
Pero tus sueños sí, han marcado tus labios.

Ayer me robé una foto tuya para contar cuantos besos hay en tu boca.
Voy a unirlos como puntos en un mapa, como si en lugar de besos fueran estrellas.
Y voy a perderme un rato entre las constelaciones del micro universo de tus labios.

Llevaré tu mapa conmigo a donde quiera que vaya para saber, cuando te encuentre, cuál es el sueño en el que me soñaste.
Y será ese beso el que te bese para que te quedes conmigo para siempre.

Etiquetado

ÉL

Él vivía la vida dormido.
No había nada que lo alejara de sus pensamientos, que interrumpiera su constante monólogo.
A no ser que fuera por el perfume de ella.

Estando en la casa, sabía perfectamente donde buscarlo, sabía dónde dormía aquel aroma.
Aunque a veces también se lo encontraba por accidente en la calle.
Pero donde fuera que lo encontrara, en el momento que fuera, siempre lo despertaba de su eterno sueño.

Si hubiera podido, lo habría enfrascado, llevándolo a todas partes, para poder despertarse a voluntad.
Para así poder tenerse en la realidad.
Tal vez así ella nunca se hubiera ido.

Oliendo su perfume la imagina siempre atrapada en una foto.
En una de esas fotos que no tienen bien definidos los colores.
De esas en las que se puede respirar el momento.
De esas que guardan su esencia por siempre.
De esas que él colecciona en una caja de zapatos.

Tiene una fotografía de cada una de ellas, de todas las que se han atrevido a llevar el perfume de ella.
Cientos de rostros que le hacen recordarla.

Tiene fotos de todas menos de ella.
Nunca pudo tomársela.
Nunca le alcanzó el tiempo.
Cuando ella se fue, se fue para siempre.
Pero le dejó su perfume en un par de rincones de la casa.
Le dejó su perfume y la esperanza que sea ella la que salga en la siguiente fotografía al revelarla.

Pero siempre sale otra mujer.
Y es otro el perfume que trasciende de la fotografía.

Y por eso él nunca ha podido terminar de despertar.
Por eso nunca ha podido vivir en esta realidad y se la pasa tomando fotos a mujeres extrañas.

Etiquetado

TU NOMBRE

Voy a sentarme en mi soledad a pensar en ti.
Voy a recordar la primera vez que vi tu sonrisa.
Cuando escuché por primera vez tu nombre.
Voy a poner a sonar una y otra vez esa canción que te lleva en cada nota.
Y que repite tu nombre.
Voy a irme a dormir para soñarte.
Para soñar que irremediablemente tú también me amas.
Para soñar que no existe la imposibilidad de ti.
Pero tampoco quiero soñar en un libertinaje de tu posibilidad.
Sólo quiero soñarte.
Sin que exista una trama.
Voy a despertarme a media noche llorando.
Voy a recordar con nostalgia ese tiempo en el que no te tuve.
Ese tiempo en el que pudiste ser mía.
Voy a recordar cuando no te conocía.
Voy a volver a sentir ese vacío que quiere salirse del pecho por la boca.
Y muy probablemente voy a gritar tu nombre.
Voy a emocionarme con la expectativa de verte.
Voy a planear a detalle cada palabra, cada roce.
Voy a sentirte tan cerca como puedas estarlo.
Aprovechando que mañana no te voy a ver.

Etiquetado

ESE BESO DE SU BOCA

Es muy fácil perderse en su boca.
Como dejar en silencio al televisor hablando solo.
Es muy fácil no poner atención a lo que dice.
Como pensar que en lugar de palabras son pedazos de un beso lo que se mueve en su boca.

Un beso se besa en silencio.
Así es como la escucho hablar.
Con un beso de por medio.
Entre su boca y mi oreja.

Un beso se besa en silencio y se resbala por el cuello.
Un beso termina donde empieza el deseo.
Porque un beso es silencio.
Y su cuello es deseo.

Y aunque su boca me quiera hablar de otra cosa.
Para mi su verbo es un beso.
Porque he tratado de entender lo que dice.
Y lo único que entiendo es un beso en silencio.

Pero si lograra entender su francés.
O si me hablara en español.
Ya no la escucharía en silencio.
Y me perdería de ese beso.

ELLA

Ella no hacía más que extrañarlo.
Cada vez que despertaba, se quedaba un minuto viendo la almohada a su lado.
Ponía la mano sobre la cama vacía tratando de recordar el calor que se sentía al tenerlo allí.

Cuando se bañaba sentía como si sus grandes manos de hombre pasaran el jabón por su espalda, por su cintura.
Y al entrar a la cocina alcanzaba a oler el desayuno que él le hubiera preparado, pero en su lugar se comía un simple plato de avena.

Cuando escuchaba música cerraba los ojos y lo imaginaba en una tienda de discos con unos enormes audífonos en su cabeza, tratando de encontrar la canción perfecta, esa que lo hiciera llorar.
Todas la hacían llorar a ella.

Cada vez que otro hombre le sonreía, ella lo veía a él.
Cada vez que otro hombre le hablaba, ella sólo podía escuchar su voz.
Cada vez que otro hombre la sacaba a bailar, ella lo buscaba entre la multitud.
Cada vez que otro hombre le dedicaba una canción, ella lloraba.

Ella nunca pudo extrañarlo con una sonrisa en la cara, su recuerdo siempre la puso triste.
No sabía dónde estaba ni qué sería de él.
No sabía si se había enamorado de otra.
No sabía si había logrado tener una familia.
Lo único que sabía era que ella no era parte de su vida.

Por las noches, antes de dormir, se le escurría una lágrima por su hermosa mejilla y ella le ponía nombre, la llamaba como se llamaba él.

Nunca supo hacer otra cosa más que extrañarlo.
Nunca supo cómo amar a alguien más.
Nunca supo cómo dejarse amar.

Ella vivió toda la vida extrañando a un hombre que nunca conoció.
Extrañando al hombre que nunca llegó.
El hombre que nunca la sacó a bailar.
Que nunca le dedicó una canción.
O durmió a su lado.

Y por tanto extrañar a ese hombre, nunca se dio la oportunidad de conocerlo.
Vivió sola.
Murió sola.

Y a él, quien quiera que fuera, nunca nadie lo amó tanto como ella lo hizo.

Etiquetado

EL RINCÓN DE TU MIRADA

¿te trajo la luna?
tus ojos son del mismo color
tu luz igual de fría

es igual de difícil dejar de mirarte
y cuando te vas
me dejas con la misma sonrisa
y mi mirada fija en el punto donde desapareciste

sólo espero que no falte tanto para volverte a ver

pero tenlo por seguro
te estaré esperando

volveré a pasar
todos los días
por la misma esquina

y por las noches
dejaré abierta mi ventana

buscando el rincón de tu mirada

esperando tu luz de luna

y tus ojos azules

Etiquetado

LA ÚNICA EN MI CAMA

soñaba contigo cuando desperté
en mi sueño me besabas
pero no fue por ti que despertaba…

hay una cuasibola blanca tratando de
entrar por mi ventana

la luna está ansiosa

ella
a diferencia de ti
sabe cuando le toca su turno en mi cama

la luna está ansiosa y está que se mete por mi ventana

en cuatro noches
no te atrevas a aparecer por mis sueños

la luna es celosa y está ansiosa

déjanos gozar de esa noche
la única noche
de todas las que orbita esta tierra
en la que se viste de lentejuelas
para venir a verme
para meterse a mi cama

si quieres no mires
y te prometo que a la siguiente noche
vuelvo a soñar contigo

y si la luna viene a tocar en mi ventana
la dejaré ir con un beso y una promesa
que dentro de veintiocho noches
cuando vuelva
la volveré a amar
como te amo a ti
como si fuera la única en mi cama

Etiquetado