La Otra Alicia

Desde abajo, donde Carlos estaba, ella parecía ser una mujer, pero tan sólo era una niña. Tuvo que acercarse unos pasos más para darse cuenta de su error. Caminaba con la inercia que había iniciado a las seis de la tarde al salir del trabajo. Era el mismo movimiento que había continuado en el autobús de regreso a casa y que, una hora antes, lo había hecho entrar y salir del apartamento como un resorte, seguido por su perro, una bestia orejona y blanca como la niebla.

De vuelta a casa, luego de un paseo nocturno, su perro se adelantó escaleras arriba a la entrada del edificio. Fue ahí cuando la vio.

Lo segundo que conoció de ella fue su voz: Ay que lindo. ¿Cómo estás nene? ¿Cómo te llamas? En ese momento, como buscando una respuesta, como queriendo responder, sus miradas se encontraron por primera vez.

Un par de horas después, pensó en la conexión que se había generado en esa mirada, y se preguntó si había sido algo momentáneo, si había dejado de existir o si permanecía y ella pensaba en él.

En ese mismo momento, acostada en su cama, viendo al techo, ella recordaba el encuentro: Santo, dijo Carlos. ¿Cómo?, le repitió que su perro se llamaba Santo… ahí mismo terminó la conversación y él siguió su movimiento hasta su apartamento.

Ella nunca se había sentido estúpida en la presencia de un hombre, ¡por más que le gustara! Pero había algo en él que la paralizaba. Era como si su mirada la hubiera atravesado, aunque no del todo. Sus ojos se habían quedado clavados en un punto entre sus recién crecidos senos y su ombligo, como si la estuviera viendo por dentro, sentía un calor, unas ganas… quería que la viera por dentro.

Carlos por su lado, lo único que tenía seguro era que ella sería la protagonista de su próxima novela. Pensó que así se debió sentir el viejo Lewis en presencia de Alicia.

…si tan sólo supiera su nombre, podría sentarse a escribir en este mismo momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: